17.3.11

Un marido infiel, un hipocondríaco y 3 hermanas para acción de gracias

"God, she's beautiful", con este pensamiento de Elliot (Michael Caine) observando a  Lee (Barbara Hershey) da comienzo esta maravilla de Allen llamada  Hannah y sus hermanas. Para muchos seguidores de Allen, su mejor pelicula, su obra maestra (y mira que es complicado decidirse por cualquiera de las de Woody).  Fue estrenada en 1986 con actores de la talla de Mia Farrow, Barbara Hershey, Michael Caine, Diane Wiest, Carrie Fisher, y el propio Woody Allen. Conocedora de 3 Oscars, al mejor guión, y mejores actores secundarios para Caine y Wiest.

En este mosaico de Manhattan, cada episodio comienza con una cita en blanco sobre fondo negro simulando una progresión a través de la vida de sus personajes.  La pelicula está organizada como una novela con sus episodios y viñetas, entremezclándose con los explosivos momentos de energía y pasión que desprenden los personajes: un contable enamorado de la hermana de su mujer, un ejecutivo de la TV que teme morir, una vulnerable adicta a la coca y un artista que pretende ser autosuficiente pero tristemente es mantenido por su pareja. El vaivén de acontecimientos y sentimientos se suceden a lo largo de esta pelicula de romance un tanto retro para los urbanitas más nostálgicos.  
Allen es dado a utilizar las reuniones alrededor de una mesa de comida, como puntos de inflexión en la vida de las personas que participan en esos encuentros. En este caso la reunión es en "thanksgiving". La pelicula empieza y acaba en este acontecimiento con una diferencia de 2 años en medio en el que los personajes hacen y deshacen sus historias intercambiando impresiones y matizando su desesperación por lo anhelado. Mickey es uno de ellos.

Es el personaje que encarna Woody Allen y podríamos decir que toda la pelicula está contada a través de sus ojos y su sensibilidad, aunque en realidad no es la de Mickey, sino la de Allen. Desde sus primeras peliculas, Annie Hall y Manhattan en concreto, hemos aprendido a reconocer su tono de voz y su enfoque que es brillante, irónico, temeroso y propenso a la decepción y el fracaso.

Tengo debilidad por la escena en la que Allen y Wiest se citan para un concierto en el que tocan 39 Steps, una banda Canadiense con un único single conocido, el mismo que tocan en la pelicula, titulado "Slip into the crowd", posiblemente fuera de sus fronteras este sería su momento de mayor gloria gracias a Allen. Una de las frases más tronchantes es el comentario que Mickey hace le hace a Holly tras verla esnifar: "You're gonna...you're gonna, burn a hole in your... You're gonna develop a third nostril!"

En cuanto al género, no se trata de una comedia, pero contiene humor, no es una tragedia pero podría serlo si Allen no se empeñara en satirizar la cruda realidad. Ni la tragedia ni la comedia encuentran un hueco propio en esta pelicula en la que hay demasiados invitados.

Es complicado mantener esta entrada reducida porque desde luego que esta pelicula da para mucho, pero me dejo en el tintero la corta pero brillante interpretación de Max Von Sydow como pareja mantenida de Lee, la entrañable y siempre efectiva en su papel de madre tierna y algo alocada Maureen O'Sullivan, la principiante interpretación de Joanna Gleason que interpretaría a la mujer de Allen en su siguiente película, Delitos y Faltas y el poema de Cummings.


Gilda Radner y Gene Wilder en la premier

Hannah y sus hermanas, recaudó 40 millones de dólares, la más taquillera de Allen hasta su mayor éxito comercial en 2005, Match Point. La grandeza de este guión es tal, que algunos incluso han considerado oportuno presentarlo candidato a los Premios Pulitzer, sin haber tenido demasiada suerte en el intento. El final de la cinta invita a la reflexión: intentamos organizar nuestras vidas de acuerdo con lo que leemos, aprendemos y creemos, pero nuestros planes se pierden en un tumulto de emociones.

Si aún no la han disfrutado y explorado, por favor háganlo porque Hannah y sus hermanas está repleta de discursos inteligentes, diálogos cándidos, aventuras gastronómicas y como no podía ser de otra manera, una pizca de charla hipocondriaca, todo ello en el New York que sólo Allen es capaz de mostrarnos y sino que se le pregunten a Gene y a Gilda porque sus caras lo dicen todo!



 

4 comentarios:

  1. Grandísima película, una de mis favoritas de Allen junto con "Manhathan", "Annie Hall" y "Desmontando a Harry". No es extraño que la reivindiques. Me gustan especialmente las interpretaciones de Michael Caine y Diane Wiest.
    Un saludo y enhorabuena por la entrada.

    ResponderEliminar
  2. Hola, me he sumado a esta comundidad siguiendo el rastro que has dejado en mi bitácora.
    Por lo que veo compartimos gustos similares y... una elección de temas bastante interesantes.
    Ya iré comentando a lo largo de la semana entradas,que ahora no tengo tiempo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Una gran peli de Woody Allen. Su tono es de comedia, pero hay drama en la historia, y dolor. Las escenas de esta película coral se desenvuelven con gran dinamismo y sentido del ritmo. No se pierde interés en ningún momento. Muy buena la entrada, Patri.

    ResponderEliminar
  4. Gran película la de Woody. Para mi es una de las mejores junto con Annie Hall o Manhathan. Me encanta la actuación de Michael Caine. Muy buen post patri.

    Besos
    Lala

    ResponderEliminar